El Cilindraje de una Estrella Fugaz

17/4/17 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Raimon Guillermo Sales Contreras. “…Los médicos con una intervención retornan un mortal lleno de vida, pero todo lo hacen por amor y por amor es que canto en la vida y hay muchos que reclaman el valor del dolor que quitó aquella pastilla…”. Canción la Doctora de la autoría del más grande Juglar del Vallenato Diomedes Díaz.

Yo no sé cuál estrella me vio ese día en que nací, ni la suerte que a mí me toco ni lo quiero saber, solo sé que te llevo en el alma y al pueblo también; ya sabrán que no soy tan perfecto pero humilde al fin y ante todos ustedes confieso que quiero vivir, considero que este verso de esta magna canción estaba en los pensamientos del gran Martin Elías, el Toyota del folclor vallenato de la nueva ola con el mayor cilindraje en la proyección de lo que se venía perfilando en su carrera artística.

Ya no caben las especulaciones y rumores mal intencionados socializados con ocasión a la repentina muerte de este invaluable ser humano, se apagó la existencia terrenal de una estrella del folclor que brillara por siempre con la luz que nos dejan sus canciones y el legado que identificó al muchacho humilde, noble, carismático y servicial que parió el vientre bendito de Patricia Acosta.

La tristeza no solo nos debe de embargar por la desaparición de Martin, lo doloroso es que no se tiene consideración con el ser humano que requiere ser orientado a capitalizar lo que representa el compartir con la familia en esos días en donde nuestra fe nos atemoriza de lo que el poder de Dios representa en nuestra protección, convicción, respeto y recogimiento; ya no se tiene ese respeto por parte de los Empresarios, Coordinadores o Manager de los artistas para guardar esta coherencia con lo que representamos como cristianos.

No es la religión a la que pertenecemos la que nos asegura que nos libraremos de los males o de la misma muerte, son los valores y principios inculcados y fundamentados en nuestra fe que nos obligan a tener ese respeto por la voluntad no solo de nuestro señor Jesús si no también del Hombre que en su afán de comercializar o materializar todo lo que en precio sea cuantificable, acaba con la vida y los sueños de aquellos soñadores que con esfuerzo y sacrificio escriben en el legado de un arte o un folclor, su nombre en letras de diamante.

El multitudinario adiós que se le brindó a Martin en la despedida de su vida terrenal, es cuantificable con la obra que proyecto y edifico ante los ojos de Dios y de sus seguidores; esto nos debe llevar a reflexionar que no son suficientes los recursos materiales que provee el dinero al momento de cuantificar lo que la misma vida representa si se minimizan no solo los riesgos si no también los ingresos con el fin de asegurar la tranquilidad y la seguridad de seguir materializando las metas y los proyectos de la mano de Dios.

Sos grande Martin y ante la cotidianidad de tus seguidores y el seno de tu familia, queda el lamento de la pérdida de un gran ser humano y un impecable servidor de Dios; lástima que ese mismo medio donde brillaste con luz propia, seguirá poniendo precio y no valor, a los principios y designios de Dios que en vez de capitalizarlos para tener una vida en paz, perdamos la misma para descansar en Paz. Por Siempre Martin.
Con el cariño y el respeto de siempre.

Raimon Guillermo Sales Contreras

Columnista Villanueva mi@

La partida del Gran Martín Elías

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Hernan Baquero Bracho. Martin Elías, desde el vientre de su madre iba a ser grande para el folclor vallenato. Desde que vino al mundo, su padre el inmortal Diomedes Díaz Maestre lo catapultó de esta manera “y el gran Martin Elías” cuando hacía referencia a sus hijos producto de la unión con su esposa Patricia Acosta  Solano. Como esta expresado en la Biblia, la palabra tiene poder y ese poder de lo grande que iba a ser en el mañana lo profetizó su padre el mejor cantante de todos los tiempos Diomedes Díaz.

El viernes Santo, en las horas de la mañana recibimos la noticia de su accidente y de inmediato percibí que nada andaba bien, así se lo hice saber a mi hermano el alcalde Luis Alberto Baquero Daza, a mi sobrino Diego Baquero y a mi editora Loree Daza Meza, de que se nos iba Martín Elías. Desde el fondo así lo sentía y a medida que pasaban las horas nos informaban del estado de gravedad del joven artista vallenato. A las 12:45 sonó el llanto fúnebre en las emisoras de Valledupar. No lo podíamos creer, de que uno de los grandes exponentes del folclor se hubiera ido a tan temprana edad: 26 años, el dolor se manifestaba por doquier. En las emisoras se sentía ese llanto lastimero. Ismael Fernández Gámez, director general de Cardenal estéreo, compungido y con lágrimas daba testimonio de la grandeza como ser humano del gran Martín Elías. Las redes sociales colapsaron de tanta tristeza y dolor por la partida del ídolo de las multitudes de jóvenes y adultos. Inclusive el presidente de La Republica Juan Manuel Santos le expresaba a la familia su solidaridad ante la pérdida del mejor prospecto del vallenato en los últimos cinco años. Solo una voz disonante de una persona llena de odio de apellido García, hija de  un guerrillero les echaba vaina a todos los que lloraban la muerte del gran artista.

Cuantos recuerdos de este joven artista. En las bodas de plata del festival Cuna de Acordeones cuando fungí como presidente los trajimos a Villanueva, bajo la etiqueta de los hijos de Diomedes Díaz, eso fue en el 2003, apenas contaba con 12 años de edad y cuando cantó enloqueció a la multitud que colmaba la plaza Simón Bolívar con su deje musical, y fue cuando les exprese al “Pollo Isra” quien era el presidente honorario y a Luis Eduardo García quien fungía como tesorero, que este muchacho iba a ser grande en la  música vallenata. Allí en tarima también lo felicitaron los artistas Silvestre Dangond y Fabián Corrales que hacían parte de la parrilla musical en el primer día del festival.

Luego en las elecciones del año 2015 el entonces aspirante a la alcaldía municipal Luis Alberto Baquero Daza y la aspirante a la asamblea departamental Orieta Peñaloza Ovalle lo trajeron al cierre de su campaña y fue la locura musical. Cuando canto a dúo con el corista de siempre de su padre el More Ovalle, a más de uno se le erizaron los pelos.  Allí le lanzó versos que quedaran para la historia donde le profetizaba que iba a ser el alcalde de Villanueva y que cuando fuera alcalde le prometiera que lo trajera a este pueblo hermoso y así le cumplió Beto Baquero Daza el año pasado en la 39 versión del festival Cuna de Acordeones y lo trajo a su pueblo y fue otra vez la locura musical en la plaza Simón Bolívar y cuando llamo Martín Elías llamo a su colega Jean Carlos Centeno el pueblo vibró de emoción ante este dúo incomparable de nuestra música vernácula. La alegría de Jaime Luis Lacouture Peñaloza y de su familia se sentía como una ola contagiosa, al cumplirse su deseo, de que sus dos amigos hicieran una presentación a dúo que enloqueció al pueblo villanuevero.


Solo quedan los recuerdos de lo grande que fue Martín Elías para el folclor vallenato. Era el  vivo retrato de su padre en todo: en lo humano, en lo amigo en lo desprendido de las cosas materiales. Sin querer queriendo y siendo el menor se convirtió en el líder familiar. Ay  Patricia me imagino tu tristeza. Ay Dayana y tus pequeños hijos, ay Álvaro Álvarez que dolor sentimos todos  y como una premonición este último verso en su última presentación: “a mí me duele papá porque se fue de mi lado, no me voy a preocupar porque allá nos encontramos”. Sin palabras.

En Riohacha se realizará el VIII Foro Concierto: La Mujer en el Vallenato

7/3/17 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


La asociación Evas & Adanes, realizará el VIII Foro Concierto La Mujer en el Vallenato,  siendo el III en Riohacha; el cual, se desarrollará este jueves 9 de Marzo, a partir de las 6:00 pm, en Malecom Playa;  dicho evento es gratis y busca integrar a toda la ciudadanía, en un espacio cultural y esperanzador pertinente para nuestra región.

Riohacha es un territorio que envuelve una historia especial con la música, por lo que se espera que tanto hombres como mujeres de todas las edades, se reúnan en este evento, que se ha destacado por su gran acogida en sus dos versiones anteriores en Riohacha y en otras ciudades.

Por ello se realizará un evento de altura, el cual contará con la participación de seis exponentes de la música vallenata de amplio reconocimiento y prestigio, como lo son:

Rita Fernández Padilla, María José Ospino Ovalle, Diana González, Pamela Daza, Luana y Eliana Gnecco.


Así mismo, ellas estarán acompañadas por músicos reconocidos, quienes estaran a cargo de la Obertura músical y de acompañar el concierto. La moderadora sera: Fabrina Acosta Contreras.


La Asociación Evas&Adanes, viene trabajando por la igualdad y la no violencia, por esta razón, reconoce la importancia de las artes como plataforma para el logro del desarrollo y tejido social, y la influencia de estas, en la construcción de una sociedad igualitaria y en equidad, en pro de las familias y las nuevas generaciones.

Si bien es cierto a lo largo de la historia del folclore vallenato, se ha visto en las diferentes letras  de  nuestros compositores, a la mujer como una musa de inspiración, ella también es protagonista. De este modo, la Asociación Evas & Adanes, pretende sensibilizar a las personas sobre la historia de desigualdad y violencia contra las mujeres, lo cual ha afectado eldesarrollo social, por medio de esta estrategia pedagógica y cultural que ofrece a la comunidad aprendizaje respecto al cambio de paradigmas patriarcales, siendo la mujer un ser capaz   de aportar al tejido social, a través, de sus composiciones e interpretaciones de la música vallenata como lenguaje universal integrador de sociedades y culturas.

En este sentido, se desarrollará un evento cultural desde una perspectiva formativa, cultural y contextualizada a la música vallenata, teniendo en cuenta, el impacto que genera en las conductas de hombres y mujeres; y buscando re-significar el vínculo entre poesía, armonía social y música; se podrá escuchar desde las voces de compositores, cantantes y acordeoneras, historias y criterios que argumentaran porque la música es el lenguaje universal del amor.

Les esperamos y agradecemos divulgación de esta información. 

LO CREEMOS, LO LOGRAMOS

Cordialmente, 


Asociación

EVAS & ADANES 

La Guajira, entre lo Ancestral y la Corrupción.

4/2/17 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Raymon Guillermo Sales Contreras. “…Allá en la Guajira arribadonde nace el contrabandoel Almirante Padilla barrio aPuerto López y lo dejó arruinado…”. El Almirante Padilla,Rafael Escalona Martínez.

Vuelve y juega el caso de la alimentación de la población Wayuu en nuestro querido Departamento de la Guajira con recursos del ICBF, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, esta vez el sindicado es el alcalde de Riohacha Fabio Velásquez Rivadeneira, no aprendió la lección o la quiso repetir con el mismo modus operandi de sus antecesores que hoy gozan de la misma medida de aseguramiento en lo que compete a la apropiación indebida de recursos o celebración indebida de contratos; en términos cotidianos robo a mano desarmada.

Que pasa en la Guajira donde ningún mecanismo de control por parte del estado ha sido efectivo en el sentido de llegar a un verdadero análisis de causas que minimice los actos de corrupción por este componente, donde están los entes de control que deben hacer presencia permanente con el fin de asegurar que cumplen con las funciones y lineamientos para los cuales fueron creados; porque esperar que se suscriban los contratos y se pierdan los recursos cuando previamente se debe ejercer un seguimiento al desarrollo del proceso que asegure que el oferente o proponente no solo cumple con los requisitos de ley si no que en el desarrollo empresarial de sus servicios, goza de credibilidad en cuanto a que no tiene señalamientos de actos de corrupción o afines que lo cohíban de contratar con el estado, esto no sucede en la etapa pre contractual.

Otra situación lamentable es que en la Guajira se está involucrando el tema ancestral de las costumbres de las etnias indígenas involucradas en la problemática, como un factor diferencial en cuanto a las leyes y normas que deben primar para que se cumplan sus derechos como ciudadanos Colombianos y no como representantes de una etnia en especial; son derechos fundamentales a la vida, el trabajo, la salud que no se pueden apartar en lo que corresponde a la responsabilidad del Gobierno Central y Departamental para que se inviertan los recursos en la destinación específica para estos programas.

No es justo que a estas alturas de la vida, un Departamento estigmatizado por problemáticas sociales como el contrabando, la bonanza marimbera, y otros de contexto local; no pueda sacudirse de una problemática de connotación Nacional donde es el Gobierno Central quien debe asegurar si sigue girando recursos que terminan favoreciendo sus intereses en la financiación de campañas presidenciales y que como favores burocráticos, benefician a la clase política dirigente de todas las tragedias de nuestra región; es hora de renunciar a lo que directamente nos perjudica por tener esa alta concentración de recursos que solo prosperan en el bien particular y no en el general, no tenemos infraestructura intelectual para independizar lo lógico de lo corrupto, hoy quienes nos representan políticamente están salpicados de actos que en la sana lógica, no los acreditan como buenos servidores públicos, amanecerá y veremos.

Con el cariño y el respeto de siempre,

Raymon Guillermo Sales Contreras

Columnista Villanueva mia

Chao 2016: a lo bien!

31/12/16 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras

“Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras"
 William Shakespeare

El título de esta columna (que he decidido sea la última de este año) me recuerda ese enunciado de los jóvenes de Bogotá con los cuales, trabajé hace algunos años, debo confesar que me parecía un enunciado “ordinario” pero precisamente apelo a esa expresión porque quiero sonar lo más espontánea y sincera posible; esto que haré es una catarsis necesaria y salvadora, lo primero es la gratitud por la vida, por el milagro de estar respirando aun y ver a mi alrededor a gente que amo y me ama.

Pero este año fue un tornado de emociones y experiencias que inevitablemente estremecen el alma, perdí cuatro de mis amigos, mentores y aliados; se fueron con la rapidez que suele tener la muerte, así sin preparar a nadie, incluso sin un ápice de solidaridad, vi partir a los aliados que aportaron mucho a mi vida y que sin rendirse en la lucha por la vida, la perdieron pero siguen siendo nuestros ganadores; lloré lo que en años anteriores no había llorado y creo que eso se traduce en muchos aprendizajes y cambios; y como una forma de danzar dichas lágrimas, espero que estas letras representen un aplauso que llegue hasta el cielo y haga sonreír a esos seres queridos que se fueron este año, en especial a mi querida e inolvidable aliada Isabel López y a mi amigo Eduardo Pinto.

A lo bien, quiero despedir este año con la esperanza de que el próximo tendremos más cultos a la vida que a la muerte, puedo parecer una pesimista lejana al eterno optimismo fabrinista, pero advertí que esto sería una catarsis; claramente es hora de nuevos tiempos, de tejer transformaciones y esperanzas, de superar la complejidad de un año bisiesto, en el que no solo despedí por causa de la muerte física a personas que amé sino que debí sepultar en verdaderos actos de amor a seres que siguen transitando mi vida y mis alrededores, a quienes debí reinventar para ejercer la paz y no la guerra, porque eso nos deja la cosificación de la humanidad, amistades que se fracturan por intereses egoístas o festivales de egos.

Pero todo es necesario para crecer, la mejor vía no es victimizarse sino fortalecerse y llenarse de motivos para seguir viviendo con la precisa convicción de que la reseca muerte no nos encuentre sin haber hecho lo suficiente, por eso, revierto la melancolía que restringe las emociones creativas y transformadoras, para decir, a lo bien 2016 te doy una buena despedida con sabor a sacudida y a despertar; es hora de destapar conductos y propiciar nuevas realidades, para ello es necesario sumar cadenas de afectos y ver a esos nuevos regalos que la vida nos permite como aliados o aliadas de mil ocurrencias, eso nos falta, volvernos una plataforma de apoyo, una inmensa red de alianzas donde unos y otros compartamos nuestras fortalezas, porque no sirve de nada tener algo y no ponerlo a la orden de los demás.

Le digo chao al absurdo pesimismo, al rencor, al dolor y al miedo; este 2016 puso a prueba ese complejo tema de la paz, no hablo la de los protocolos, mesas o acuerdos; me refiero a la que se construye en la propia casa, es decir, en nuestros cuerpos, almas y espíritus, en nuestros pensamientos y nuestro universo familiar, social o cultural, ese cercano que pone a prueba nuestros discursos pacifistas, nuestras capacidades de rehumanizarnos y sobreponernos al facilismo del conflicto, de la rabia y de la guerra que armamos ante cualquier simpleza; chao a lo bien chao 2016 - activaste el fuego más poderoso ese que se requiere para pulir de la manera más fina el oro, quema ¡si claro! quema y bastante, pero al final queda el resultado de un mejor ser humano, eso espero y eso esperamos quienes sabemos que amar es urgente y transcender a las violencias y las crisis también; chao 2016 y bienvenido 2017 el cual, anhelo me regale más motivos para sonreír, más razones para crear y más esperanzas para seguir; escribir es mi salvación y mi real pasión, espero seguir tejiendo reflexiones siempre con el estilo constructivista que impide resignarse aun en medio de los más impactantes caos.


Sigo firme, siendo una eterna optimista, a lo bien chao 2016! Quiero menos lágrimas y más sonrisas.

JOSE ENRIQUE: la nueva promesa de la medicina.

19/12/16 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras. Siempre me inspira escribir sobre historias que demuestran que la guajira y en especial mi tierra - Villanueva - es la cuna de grandes talentos, de hombres y mujeres sensibles, inteligentes, comprometidos y visionarios.

Hoy quiero hablar de un joven amante de las buenas costumbres pueblerinas, de la cocina criolla, del vallenato tradicional, de la vida familiar y un fiel apasionado de la medicina. Jose Enrique es un joven que como muchos, sale de su tierra a cristalizar sus sueños profesionales y lo logran, hoy exalto su disciplina y claridad en las metas, pero también es importante mencionar todo lo que debió ocurrir para que su camino académico se hiciera transitable, y es el apoyo de sus padres José de Jesús (el Chule) Acosta, María Laura Maestre, sus hermanas luisa Elena y linda Juliana,  y el de toda su familia que con la confianza y los buenos consejos aportaron a que hoy la sociedad reciba a un nuevo profesional, uno que demostrará que La guajira es tierra fructífera que ha parido grandes personajes.

Estoy segura que no será un médico más, porque su humanidad, su pasión y su compromiso con el arte que ha escogido para servir a la sociedad, le permitirá ponerle un sello propio de la estirpe villanuevera, aquella que se impone positivamente como los vallenatos que resuenan en el mundo entero en voces nacidas en la tierra del cerro pintao, como las arepas de maíz que muchos recuerdan que fueron hechas por mujeres como su abuela Luisa Bolaño y en la actualidad por su tía la Ona Acosta o su prima La negrita Rodríguez, o la buena práctica médica que le ha antecedido como la de su primo José Carreño; por esto y muchas razones José Enrique tiene una historia y un presente que le permitirán escribir de la mejor manera su vida profesional y no dudo que el hará honor a tal herencia.

Conozco a Jose Enrique desde que estaba en brazos, se de sus buenas costumbres, de su humildad, el respeto por sus mentores, la admiración que guarda por cada sacrificio que han hecho sus padres para darle lo que hasta ahora ha logrado; hoy puedo decir, que estas historias son las que la guajira debe exponer al mundo, esa que demuestra que las oportunidades son para quienes están dispuestos a salir de su zona de confort y entregan todo por sus metas; como guajira estoy orgullosa de escribir esta buena historia y exaltar que cuando algo se quiere, se logra; a pesar de los obstáculos puede más la perseverancia que las dificultades.


Que la Guajira y el mundo sepan que ahí está la nueva promesa de la medicina; y termino estas letras confiada en que esta historia como muchas más serán las que marquen la apertura de nuevas y mejores realidades para nuestro territorio. Buen viento y buena mar Chule Junior, demuestre con categoría la casta Acosta y villanuevera.

El General Silvestre del Vallenato

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: HERNÁN BAQUERO BRACHO. Beltrán Francisco Dangond Celedón, fue el general de la guerra de los mil días que tuvo Villanueva y La Guajira en esas calendas departamento del Magdalena. Fue nombrado por decreto No. 385, del 16 de septiembre de 1903 por el ministro de guerra de la época Alfredo Vásquez Cobo, cargo a que llegó después de haber sido coronel en la misma guerra fratricida que enlutó a Colombia. El general Dangond fue senador por el Magdalena Grande, hombre de empresas, agricultor y ganadero y famoso por las canciones del maestro Rafael Escalona que en la serie de televisión le dio vida el recordado Álvaro Ruíz como el general Dangond, hombre enamorado que ya viudo dejó su corazón en El Molino con su famosa molinera (Olga Zabaleta) y quien murió en Valledupar en noviembre de 1965. Este es el general del partido conservador, hombre de leyendas en sus diferentes facetas. El general Dangond era primo hermano de otro gran empresario como lo fue Francisco “El Mono” Dangond o también inmortalizado por escalona como “El Tigre de las Marías”, pues “El Mono” Dangond era el abuelo de Silvestre Dangond, quien viene a convertirse por todo lo que representa en el Vallenato en el general de nuestra música.

La cadencia en su voz, sus aires musicales, sus interpretaciones con su deje musical, su manera sin igual y su llavería con Lucas Dangond de San Diego, hacen Silvestre, el artista que enloquece más a su fanaticada, que cambia de  ritmo de manera prodigiosa  y en cada una de sus presentaciones es un “showman” en el género de nuestra música vernácula. El único de los artistas del género Vallenato que llena el Parque de la Leyenda Vallenata

Debido a la cadencia y la forma interpretativa que lo caracteriza en su cantar ha logrado posicionarse como el mejor, en los actuales momentos, dentro de su estilo. A pesar que las casas disqueras han desempeñado un tan funesto papel en el envilecimiento de este género musical, con la aparición de “La Nueva Ola”, y siendo Silvestre perteneciente a este nuevo género, ha mantenido las raíces, la cadencia y el posicionamiento del género vallenato y de ahí, el éxito, las ventas millonarias y la lista interminable de contrataciones a todo lo largo y ancho del país. El vallenato se ha nacionalizado, internacionalizado y popularizado comercialmente gracias al aporte no solo de Silvestre Dangond, sino de los artistas reconocidos como el Grammy Latino Jorgito Celedón.

Nada tan difícil para mí como hacer un análisis y describir quien está en la cima del vallenato,  de estos artistas que ondean el arte y la cultura con orgullo patrio. Pero el escrutinio que hago es sin pasiones, y sin subjetividad, sino con hechos de lo que sucede en el folclor vallenato. A mi juicio lo peor que podría pasar es que, como ya se ha intentado varias veces, se desarrollara una cátedra de vallenatología, donde existen expertos en el tema como Abel Medina Sierra, Julio Oñate Martínez, Ariel Castillo, Tomas Darío Gutiérrez, sin olvidar a la que mejor daba cátedra como la “Cacica” Consuelo Araujo Noguera, se volviera “Científico” el entender una parranda, o se pudiera programar en un computador una composición. 


La parranda, las presentaciones en vivo y el estado del alma, en cada producción musical y en cada presentación, le imprimen magia y ensoñación, así como el temple y el profesionalismo que trasmiten los artistas vallenatos, no son transmisibles a quien no las ha vivido y Silvestre Dangond en todo eso, le ha tomado ventaja a sus colegas. Él tiene un pega pega con la fanaticada, un imán de sintonía y un ángel de simpatía que lo hace tan singular y de allí, que sus canciones y su estribillo se oyen, se cantan y se sienten en los miles de aficionados que acuden a cada presentación suya.


El vallenato de Silvestre Dangond, tiene fusión, posee “Nueva Ola” pero ante todo conserva intacto las raíces del género, lo demás es el espectáculo original que le imprime en cada presentación y se entrega con el alma y el corazón y es cuando el escenario se vuelve una locura musical. Quien diga lo contrario, o está ciego o no quiere ver o no quiere vivir la realidad   de un artista fuera de serie que ha revolucionado el vallenato. ¿Pa que más? Silvestre Dangond definitivamente es el General Dangond del Vallenato, en los tiempos modernos. En Febrero del año que entra, sale una nueva producción musical, donde viene con cuatro temas netamente vallenatos y como es de esperarse será un éxito y un espectáculo musical, en cadencia y en melodía. De eso no queda la menor duda.

PONCHO COTES JR, un año de tu partida

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: HERNAN BAQUERO BRACHO. El 4 de Diciembre, se cumplió un año de la partida del mundo terrenal de nuestro amigo Poncho Cotes JR, el rey indiscutible de cuna, el villanuevero mas villanuevero, el compositor costumbrista que dejó con sus 50 canciones un gran legado a la música tradicional Vallenata, el único en su historia musical que tarareaba sus canciones a punta de silbidos, el parrandero insigne que en una parranda hacía sentir a los presentes el faracateo de la melodía y también de las risotadas con sus ocurrencias, el amigo sin igual que con otros como Cao Mendoza, José Casquita, Beto Barros, Israel Romero, Daniel Celedón, José Calixto Quintero, Rodrigo Daza Cárdenas, Álvaro González, entre otros, fundó el mejor tertuliadero de música vallenata que ha tenido Villanueva; el enamorado sin par que con su reina que le entregó Dios, Betty Leonor Mendoza, se amaron hasta el día de su muerte y ella con esa nostalgia y ese guayabo no le pasa al contrario se vuelve más nostálgico y cuando le hablan de su amor no puede contener el llanto, el amigo incondicional de su hijo Héctor, el verseador original de esa música que es magia y es poesía, el que cantaba con el alma y con los sentimientos hechos canciones, en fin el trovador villanuevero que ya no se siente con su presencia pero que se recuerda con su ausencia.  

El talento de los villanueveros. La versatilidad de los grandes acordeoneros villanueveros como “Emilianito” Zuleta Díaz, Israel Romero Ospino, Egidio Cuadrado Hinojoza, Orangel “El Pangue” Maestre Socarras y Andrés “El Turco” Gil, de los mejores con que cuenta la música vallenata en su trasegar histórico, sin duda, ha jugado un papel preponderante, pero no ha sido lo único porque talento han tenido y tienen y de sobra, en su gran mayoría, el común de nuestra gente. Complementado con artistas de la misma tierra como “Poncho” Zuleta, “Jorgito” Celedón, Jean Carlos Centeno, Junior Santiago y Daniel Celedón, que se han convertido en estandartes del folclor colombiano. Pero ahí no para la cosa porque unido a lo anterior se encuentran compositores de la talla de Rosendo Romero, “Beto” Murgas, Julio Oñate Martínez, Idelfonso Ramírez Bula, “El Cacha” Acosta, Luis Murgas Rumbo, José “Casquita” Mazeneth, Álvaro González, Jesualdo Fernández Valverde, Alonso Quintero, José “Cachete” López y  Javier “Yeska” Rodríguez, conforman el mejor cuadro que la música vallenata haya podido plasmar y de ahí  que Villanueva se encuentra en la cúspide de la creación de la música vallenata.

Las castas y los ancestros son factores naturales que influyen en la calidad tanto del hombre como de algunos animales. El perfil poético y académico que observamos quienes fuimos alumnos de Poncho Cotes Queruz, quiso la naturaleza reflejarlo  en sus hijos de los cuales siempre estuvo orgulloso. Los tres monitos ubicados en otros ámbitos en donde han descollado prueban la regla de la calidad, pero esa luz con la que más brilló el inolvidable Poncho Cotes- el autor del merengue inmortal, “tiempos idos” – no se fue a los contornos del más allá, quiso Dios dejarla con más ahínco en uno de sus hijos que sin ser monito – hijo de Thelma Ovalle, la hija de “Ovallito” y famosa en el canto también inmortal de Escalona, “La ceiba de Villanueva”  y quien fue el segundo gran amor de una de las figuras más excelsas de la música vallenata ha brillado majestuosamente, me refiero a Poncho Cotes Jr, como se le conoció artísticamente en el folclor o Lázaro Alfonso Cotes Ovalle que fue su nombre verdadero, quien abriéndose paso con su multifacéticas aptitudes, el proceso histórico del folclor se hizo sentir y vivir como uno de sus más grandes pilares.

Poncho Cotes Jr, representó la verdadera estampa de su padre. De él heredó la lírica, lo parrandero, un genio de la composición con un estilo único en el Vallenato y esa melodía que imprime a sus canciones, solo la posee Poncho cotes Jr en su género, no existe otro compositor de esas calidades y de esas cualidades en el Vallenato costumbrista. A Poncho Cotes Jr, lo podemos catalogar como cantautor, como parrandero insigne, arreglista musical, el único compositor que tarareaba una canción a punta de silbidos y en esto no lo ha imitado nadie; pregonero de hechos y costumbres de nuestros personajes del folclor. La calidad de este recurso humano tiene tanta casta que orgullosamente lo vimos ejercer su función académica en la ciencias contables, es egresado de la facultada de contaduría de la Universidad Autónoma del Caribe, cuya esencia lo identificaba  como el axioma que no necesita demostración, porque su ancestro y origen quiso ver en él la reiteración del intelecto de Poncho Cotes Queruz.

Su sintaxis musical se leen, se cantan y se sienten profundamente, a pesar de su ausencia cuando invocamos a : “La parranda y la mujer” , inmortalizada por Jorge Oñate y Emilianito Zuleta en el año de 1975; “Yo soy tu negro”, también inmortalizada por el ruiseñor del Cesar y el inolvidable Rey de Reyes Nicolás “Colacho” Mendoza; y así ha permanecido en el tiempo y en el espacio generando canciones imborrables en nuestra música vernácula, más de noventa canciones grabadas por los mejores intérpretes así lo confirman: “Porque tengo que ser yo”, inmortalizada por “Beto” Zabaleta y el “Pangue” Maestre; “Le dije que no”, inmortalizada por los Hermanos Zuleta; el “Pataleo”, inmortalizada por el Binomio de Oro con Rafael Orozco; “Cuando me vaya”, inmortalizada por Pangue Maestre y Silvio Brito; “La parranda Blanca”, inmortalizada por Jorge Oñate y Alvarito López; “Corazón sinvergüenza”, inmortalizada por el Binomio de Oro, siempre con Rafael Orozco; “Payaso”, inmortalizada por Miguel Herrera y el Chiche Martínez; “El corazón del Pueblo”, “Quiero llorar contigo” inmortalizadas por Jorge Oñate y Juancho Roiz; “Esta vez le dije que no”, “Se equivocó”, “ahí va la que a mí me gusta”, inmortalizadas por los Hermanos Zuleta; “Dime Tú” , “El ruego de un trovador”, inmortalizadas en la voz de Jorge Oñate; “Por qué mentiste”, “Que es lo que quieres”, inmortalizadas por los Betos, Villa y Zabaleta; “La mentira de tu amor”, en la ejecución inconfundible de los Hermanos Zuleta; “él”, El toba y Emilianito Zuleta y la más reciente producida por el Grammy Latino Jorgito Celedon y Jimmy Zambrano: “Si fuera como yo”. Ahí nos podemos dar cuenta de la versatilidad, de lo productivo que ha sido Poncho Cotes Jr, para la música Vallenata  y de que permanece activo y victorioso en la competencia del canto y de la composición. Podemos afirmar que este artista Villanuevero, fue un señor compositor en todo el sentido de la palabra y no un componedor como aparecen muchos de los de ahora, a los que se refería la heroína del Vallenato, Consuelo Araujo Noguera y de los comentarios acertados del Maestro Rafael Escalona Martínez.

Sin olvidar a otros grandes que se han ido, pero que permanecen en el recuerdo  de esta música que es magia y es poesía. Emiliano Zuleta Baquero, Escolástico Romero Rivera,  Antonio Amaya, Reyes Torres, alumbran con su antorcha de lo que representaron en el mundo terrenal, junto a “Poncho” Cotes Queruz y su hijo “Poncho” Cotes Junior, y con ello se reafirma en su composición inmortal que aquí queda el cielo y que recordar tiempos idos, es la mejor manera de homenajear su legado musical. Por ello Villanueva no olvidará jamás a este gran trovador  que en la 38 versión del Festival Cuna de Acordeones, le hizo un gran homenaje por toda su trayectoria musical y es la hora que se sienten y se tarareen sus estrofas de sus cantos, con las melodías y los dejes musicales del compás de la escala, lo requieran para lograr el ensamblaje perfecto de los versos con la melodía, las palabras se recortan, estiran, encogen, se alegran o se ensanchan o simplemente se inventan ese faracateo, creado por todos ellos  por la imperativa necesidad de hacer grafico el sentimiento.  Poncho Cotes Junior, la música vallenata te agradece todo el aporte que le diste con tus canciones y eres inmortal no solo para Villanueva y su festival cuna de acordeones sino también para el festival vallenato, el festival nacional de compositores y de toda la sabana donde eras un ídolo y un rey de la canción inédita.

 
Villanueva mía © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum